Ploder

Construcción/Arquitectura/Decoración

Los robots en el sector de la construcción

Está claro que los robots inteligentes están haciendo nuestra vida mucho más sencilla. Empezaron quitándonos de encima las tediosas tareas del hogar con los robots aspiradores. Un ejemplo es el Roomba 650 que citan en 3ehouses.eu, que puede limpiar los suelos de las casas de manera autónoma, sin requerir nuestra presencia.

Y como cada vez los robots son más baratos, más inteligentes y más versátiles, están sirviendo para mucho más que unas simples tareas en el hogar.

Los robots en el sector de la construcción

La construcción es la siguiente parada en el camino de la robótica. De hecho, ingenieros de Australia han creado un robot que puede construir los cimientos y las paredes de una casa en tan sólo dos días. Esto es posible gracias a que este robot puede trabajar 20 veces más rápido que un albañil humano, y no se cansa, trabaja las 24 horas del día y no necesita descansos.

El robot puede colocar hasta 1.000 ladrillos por hora, por lo que podría hacer el sólo 150 viviendas al año. Está colocado sobre una excavadora, pero su versión final se asentará sobre un camión, para que se puede mover más fácilmente de un sitio a otro.

Tiene un brazo telescópico articulado de 28 metros para poder acceder a grandes alturas, y tiene un plano en 3D con toda la información necesaria para poder poner cada ladrillo en su sitio. Los ladrillos los va pegando con mortero aplicado bajo presión desde su cabeza.

El concepto de la construcción es similar al utilizado por las impresoras 3D, con correcciones automáticas de hasta 1000 veces por segundo para evitar la interferencia de vibraciones o balanceos.

Después de su prototipo, se está preparando lanzar la primera versión comercial del robot para el año que viene.

No sólo reduce el tiempo de construcción en aproximadamente 6 semanas, también mejora la seguridad, reduce el nivel de residuos creados (asociados a la construcción de casas), y reduce las emisiones. Su utilización va a representar un cambio significativo en el sector de la construcción.

Los ladrillos siguen siendo el producto preferido por los compradores de viviendas en todo el mundo debido a sus cualidades térmicas y acústicas, y está claro que este robot será rentable en el futuro.

Las posibilidades de esta tecnología harán posible que en un futuro (no muy lejano) los demás componentes de una casa (cocinas y baños) puedan ser fabricados en paralelo y simplemente construir una casa entera en apenas unos días.